Sórdida historia de amor

Hoy vi “It happened one night“, una película de Frank Capra de 1934 para Columbia Pictures. Me pareció divertida, además no se siente anticuada. Cumple ya con todas las premisas de la comedia romántica contemporanea, el ritmo es bueno, y los personajes se sienten vivos.

Dado el imparable deseo de Hollywood de hacer refritos, creo que esta película sería una candidata idonea. A continuación la lista de cosas que yo propondría si fuera el productor a cargo (obviamente con spoilers, duh):

  1. David Fincher como director.
  2. Que se haga más explícito el grave problema de alcoholismo del protagonista, Peter.
  3. Que se haga explícita la adicción a la heroína de la protagonista, Ellie. Uno no se avienta de un barco así por sus tenates. La muchacha estaba claramente enganchada al caballo.
  4. Que se insinue más claramente una relación incestuosa entre Ellie y su padre.
  5. Cuando Peter rescata a Ellie del hombre en el autobús, que éste no sea simplemente un acosador, si no que directamente la confunda con una prostituta.
  6. Sexo explícito pero insatisfactorio. Eso de ser un adicto hace difícil disfrutar lo demás de la vida.
  7. Que el hombre del auto y Peter discutan porque el primero ofreció hacerle una mamada al segundo. Así como está no se entiende porque discuten. Creo que se explicaría mejor.

Supongo que terminaríamos con una película de clasificación R, pero valdría la pena. Por cierto, si Fincher no acepta, seguro Lars von Trier sí. Además, seguro este último aportaría más ideas para hacer más interesante la trama.

Anuncios
Publicado en Cine | Etiquetado , , | Deja un comentario

Pero no se preocupe, porque los grabé

Había un conserje, Juan, en mi preparatoria que. por decirlo de manera amable, no tenía todos los caramelos en el frasco. Algo le había pasado, se decía que un accidente, que lo había dejado un poco tocado. El tipo no era, ni de lejos, la farola más brillante de la cuadra, pero era diligente con el trabajo, así que lo mantenían en la plantilla. Hasta que un día ya no. Esta es la historia, obviamente apócrifa, de ese día.

Un sábado se organizó un concurso de gente ñoña en la preparatoria. Como había mucho que hacer la organización pidió apoyo a la escuela pero ésta únicamente mandó dos personas, la doctora de la escuela, Elenita, una dulce viejecita como de ocho mil años, y a Juan.

A algún listillo se le ocurrió decirle a Juan que haría de guardia de seguridad, por lo que el tipo apareció por la mañana vestido de azul, una gorra de policía, y un silbato. Desde que comenzó a llegar la gente Juan empezó a “agilizar” el tráfico peatonal cual agente de tránsito, gritando y haciendo sonar el bendito silbato cada dos por tres. Lo que hacía, más bien era joderle la vida a todo dios. Después de un rato Elenita tuvo que pedirle que se callara:

-Calla, hombre, no ves que están estudiando- dijo Elenita.
-Pero a mi me dijo la directora que era el encargado de la seguridad.-respondió Juan.
-Sí, Juanito, sí. La cosa es, verás, que dentro de los salones los muchachos están muy nerviosos, por el concurso y eso, así que necesitamos ser más discretos. No hay que gritar.
-Pero, Elenita- se quejó Juan.
-Pero nada, Juanito. No son tantos muchachos, pueden caminar solos. Aparte, están las señoritas edecanes para llevarlos a su salón. Lo que tu tienes que hacer es ir a vigilar los patios allá atrás, no vaya a haber algún despistado por ahí. Esa es tu responsabilidad- soltó Elenita. ‘Mucho ayuda el que no estorba’- pensó la doctora.
-Está bien, doctora.- dijo Juan muy serio.
-Y recuerda, discreción.- dijo la doctora Elenita, conteniendo la risa.

Así Juan comenzó a deambular por los patios y jardines de la escuela, ya sin molestar a nadie, aparentemente.

La cosa es que los adolescentes solo tienen algo en la cabeza, y es sexo. Aún con concurso, presión, novedad, visita a la capital, y demás, el pensamiento primordial es en sexo: dónde, cómo, cuándo, con quién. Varias de esas preguntas tenían respuesta en el concurso: un lugar grande, con muy poca vigilancia, y en el que tenían que estar por muchas horas sin que nadie los echara en falta. Si, además, tenían a la noviecita en el mismo lugar, lo obvio era que al menos se plantearan la posibilidad. Y vaya que se la plantearon.

-o-o-

-Doctora, doctora- dijo Juan casi sin aliento.
-¿Qué pasó, Juanito?- respondió la doctora, sorprendida.
-Doctora, encontré a unos muchachos teniendo relaciones dentrás de los laboratorios de Biología.- contestó Juan, triunfante, como si hubiera encontrado un objeto largamente buscado.
-¡¿Qué?!- exclamó la doctora, que hizo el ademán de levantarse pero no lo consiguió.
-Sí, sí, estaban en el patio cinco, junto a la Jacaranda. Recordé lo que me dijo, doctora, discreción.- continuó Juan, y miró a la doctora como esperando una felicitación.
-¿Cómo? ¿Hace cuanto tiempo de eso?- balbuceó la doctora visiblemente sonrojada.
-Hace unos minutos, doctora. Creo que me vieron y se fueron. Pero no se preocupe, porque los grabé.

Publicado en Escuela | Etiquetado , , | Deja un comentario

Fight Club

Fight Club es mi comedia romántica favorita.

Estoy convencido que Fight Club, la novela y la adaptación al cine de ésta, es la historia de amor de mi generación. O al menos de la parte de ésta que me corresponde. La historia es horrible, fantástica, y psicótica: El narrador, en sus propias palabras un muchacho eterno, se enamora de una chica solitaria, Marla Singer. A typical boy meets girl story, salvo porque las cosas no son tan sencillas. El narrador tiene un alter ego, Tyler Durden, del cuál está enamorado y que tiene como objetivo destruir la civilización occidental a la que culpa de la emasculación del hombre moderno. Marla desea a el narrador. El narrador desea a Tyler. Tyler desea a Marla.

La historia es poderosa, a mí parecer, porque logra conectar con la profunda insatisfacción con el estado actual de las cosas; una insatisfacción elusiva y voluble de una generación carente de dioses, criada por padres ausentes, y con la certeza que el futuro no depara algo mejor. Es ahí, en este vacío, en la improbable existencia de Marla Singer, y el aún más improbable encuentro de esta con el narrador, donde reside la fuerza del relato, en este amor enfermo, pero amor al fin.

Publicado en Cine, Libros | Etiquetado , , | Deja un comentario

Antes de tener 30

Antes de cumplir treinta años (número grande y terrorífico, el tercer piso) tengo una serie de deseos por cumplir. Aunque es bastante probable que no pueda cumplir todos ellos, creo que enumerarlos me ayudará a guiarme, como una especie de hoja de ruta.

  1. Visitar Nueva York, por los edificios.
  2. Ir de vacaciones a Japón, porque Le Japon n’existe pas.
  3. Enviar cuando menos un manuscrito a alguna editorial, porque todos tenemos derecho a soñar.
  4. Construir una casa para mi perrita, porque la quiero mucho.
  5. Obtener el permiso de conducir español, porque, tontamente, ya compré el auto.
Publicado en Sueño | Etiquetado , , | Deja un comentario

Hace once años

Hace once años entré a la preparatoria, el primer gran cambio en mi vida. Fue una etapa complicada, pero gratificante, y que me hizo mejor persona.

¿Por dónde comenzar a describir mi experiencia? Pasaron tantas y tan variadas cosas. No quiero dejar nada de sin decir, por miedo a olvidarlo, pero supongo que la interpretación del recuerdo es inherente al hecho mismo de recordar. Supongo entonces que lo mejor será comenzar por el principio y soltar las cosas conforme pasen por mi mente. Cuando menos así seré fiel a mi pensamiento, ya que no a los hechos.

Entré en la Escuela de Bachilleres “Ricardo Flores Magón”, Oficial B, que es, de acuerdo con los números, la mejor preparatoria del estado de Veracruz. Así, de pronto y de golpe, dejé de ser el pez grande en el estanque pequeño que representaba mi pueblo, y eso me hizo crecer. Tengo aún  hoy muy presente mi primera clase de física: Siete de la mañana, después de haber despertado a las cinco de la mañana y haber pasado la tarde anterior haciendo tarea de matemáticas. El profesor comienza a hablar con mucha calma sobre el movimiento de un cuerpo en línea recta, primera ley de Newton. Comienza a notarse emoción en su voz. Dice algo como: “claro, si el objeto se mueve a velocidades cercanas a las de la luz, digamos, 0.99 veces c…” y a continuación procede a disertar acerca de la relatividad especial. Sobra decir la cara de premio que teníamos todos cuando el profesor nos voltea a ver. Seis saqué al final, y salí contento.

Recuerdo el primer beso, con sabor a frambuesa.

Como olvidar a los amigos de la secundaria que siguieron conmigo en el bachillerato, Beatriz y Raúl, bellísimas personas. Desmañanarnos para llegar a las siete de la mañana a la escuela. Las horribles y larguísimas tareas. Lo difícil que es ser adolescente y descubrir el mundo en el poco tiempo libre que deja la escuela. Estudiar para los exámenes. Los ratos perdidos en el camino a casa.

La olimpiada de química, y todo lo que significó en mi vida.Soy químico de profesión ahora. Miguel, Beto, Laila, e Itzel, mis amigos. Soy muy afortunado por haberlos conocido y haber compartido tantas aventuras tontas con ellos.

En las tardes estudiabamos para la olimpiada, pero como no había tiempo para regresar al pueblo Raúl y yo comíamos en casa de Beto. Que tiempos tan divertidos, dios. Nunca me he reído tanto.

Ventura, mi amigo Ventura que se casará en otoño y no me ha invitado el maldito, contando el peor chiste del mundo. Rojas, que también tocaba la flauta. Didi, tan divertida ella, tan mala onda con Ventura. Las horas vacías en la escuela.

Araceli, hablar con ella era tan divertido. Roberto Carlos, un muchacho del sur de Veracruz, luchando por entender las clases de español. Desde las primera semanas fue muy claro para todos que algunos no iban a lograrlo, que mas temprano que tarden tendría que irse. Al final partió más de un veinte por ciento de mi generación.

La escuela, toda azul, azul por todas partes.

Kickflip, underflip!

Al final tantos recuerdos me han abrumado. No encuentro manera de exponerlos. Son meras imágenes, acaso recuerdos de recuerdos. La salida de la escuela. La mamá de Daniela. El coche de Araceli con el contador de kilómetraje desconectado. El pastel de la cafetería. El parque Juárez. Orizaba. Danny’s pizza. Los sábados de olimpiada. Las bombas de humo. Los juegos de futbol maestros contra alumnos. El profe Chucho. La posada de la olimpiada. La maestra Edith. Hugo y Mayeli. La primera olimpiada estatal. Ir a Xico con Beatriz. El megaputazo que se llevó Dante en la cabeza. Janus enseñándonos a hiperventilarnos. Ir a natación con Beatriz. Aura. César, tan mamón. Los malabares. Aprender a beber poquito. Christian. El trabajo interminable de dibujo técnico. José Luis expulsándome de clase. Tantos y tantos problemas con la administración de la escuela. El cabello con oreja descubierta. El cinturón larguísimo. El gringo y su peculiar español. Linux. El último examen de matemáticas. Tres exámenes por día. Rojas, en clase de geometría analítica molestando a Ventura. La clase de filosofía de Kinatzin. El maestro Prat. Ser feliz sin saberlo. Taller para niños.

Publicado en Ego | Etiquetado , , | Deja un comentario

Vi Her

Vi Her. No me gustó. Creo que lo que me impidió disfrutar la película fue que no podía dejar de pensar que el uso que le dan a la inteligencia artificial, un sistema operativo, era erroneo. Quiero decir, ¿tienes un organismo capaz de pensar y lo usas para organizar  tu bandeja de correo electrónico? ¿En serio? Y ya, de ahí no pude evitar cuestionar a cada paso la trama y la diversión se arruinó para mí.

 

Publicado en Cine, Reseña | Etiquetado , , | Deja un comentario

Vi Avengers

Vi Avengers2 y no me gustó. A continuación ideas sueltas al respecto.

  1. No recuerdo otra película que desoiga más el consejo de “show, don’t tell”. Los personajes se la viven hablando todo el tiempo. Yo quería ver acción, no oir una disertación sobre “El ser y la nada”. El director no encuentra un vehículo para comunicarse más que poniendo palabras en la boca de los protagonistas.
  2. La mejor parte de la película, sin duda, es cuando Hulk interacciona con Black Widow o Iron Man. ¿Por qué? Porque la bestia verde no puede hablar. Por un ratito, durante la pelea con Iron Man, el filme se siente más ligero, menos explicado, más vivo. Un ratito nada más.
  3. ¿Es Hulk el personaje más completo? En esta película sí, por mucho. Que Hulk, el que no puede hablar, y su alter ego, Bruce Banner, que apenas habla tampoco, dice mucho de la construcción de la historia.
  4. Lo que menos entiendo es la absurda necedad de hablar durante las escenas de acción. Cortan el flujo de los putazos, que es lo para lo que la gente va a ver una película así. No entiendo.

Aparte, para Hollywood no puede haber amor más allá del amor romántico. Entiendo las razones por las cuales insertar un romance entre el hombre verde y Black Widow, pero no las comparto.

Publicado en Cine | Etiquetado , , | Deja un comentario

Orca error 35072

CALLING COMMAND: mpirun -np 8 /opt/orca_3_0_3_linux_x86-64/orca_scfhess_mpi file.scfhess.inp
RETURN CODE : 35072
Aborting the run

According to this thread, the error is related to the necessary memory allocation for the method by Orca. So far, I have found it using CCSD, frequencies calculations with DFT, and MP2.

Since the problem is related with the memory for each processor, the best solution is to use more of it. If you are on the limit of memory for your computer, maybe using less processors with more memory will do the trick.

Publicado en Escuela | Etiquetado , , | Deja un comentario

De títulos

Yo soy un admirador de los títulos de las películas. Me parece de lo mas importante elegir el título adecuado para tu trabajo. Creo que los españoles últimamente han elegido de manera muy acetada los títulos de sus películas. A continuación una lista de mis predilectos:

1. “Azul oscuro, casi negro”.

2. “Vivir es fácil con los ojos cerrados”

3.”Requisitos para ser una personal normal”.

Publicado en Cine | Etiquetado , , | Deja un comentario

Pregunta

¿Cuál es la probabilidad de tener lupus siendo mujer si la probabilidad total de tener lupus es 1 en 20, y las mujeres representan el 90% de los casos?

Respuesta en cuanto la encuentre.

-o-

La respuesta es 9%. La respuesta extendida es, “no seas pendejo, Manuelito, 9%”. La explicación de la respuesta es la siguiente:

Dado que la probabilidad de ser mujer si se está enfermo es de 90%, P(B|A), y que el 5% de la población está enferma, P(B), se puede inferir que el 4.5% de la población es mujer y está enferma, P(A\cap \!\,B). Ahora bien, la probabilidad condicional de contraer lupus siendo mujer, P(A|B) estará dada por la relación entre el total de la población que es mujer y está enferma, P(A\cap \!\,B), y la que de ser mujer, P(A), es decir:

P(A|B) = P(A\cap \!\,B) / P(A) = 0.045 / 0.5 = 0.09.

Así llegamos al 9%.

Publicado en Escuela | Etiquetado , , | Deja un comentario

Güeros

Ayer fui a ver Güeros, la ópera prima del director mexicano Alonso Ruiz Palacios, en el marco de la semana del audiovisual contemporáneo de Oviedo, SACO, organizado por el ayuntamiento. Fue muy hermoso. Me pareció muy hermosa la película. Vi todos los errores de los que había leído. Entendí las quejas de algunas personas. Comprendo las razones para tales quejas. La película tiene fallos, tanto argumentales como estilísticos, eso es innegable. Sin embargo, las emociones que despertó en mí la película   fueron mucho más, y por ende mi impresión respecto a la cinta no podría ser más parcial. Vamos, que salí de la sala casi bailando.

Güeros saco

Cartel de la semana del Audiovisual Contemporáneo en la calle Calvo Sotelo.

Güeros

La película “Güeros”, entre las que se proyectaron.

 

 

A continuación algunos apuntes varios, más para verbalizar mis emociones que otra cosa.

Los lugares por los que transita la película los conozco, los he vivido. Es muy fuerte ver una realidad con la que te identificas en la pantalla grande. Eso ya la hacía dos mil veces más interesante desde mi perspectiva.

  1. La descripción de los personajes a través de su manera de hablar me recordó en demasía a Salinger, de buena manera. Es refrescante ver algo que no está sobre explicado.
  2. La construcción del sonido me pareció la parte más fuerte de la película. La elección de la música es perfecta. El sonido, o la ausencia de este, construye la atmósfera, en contraposición con la imagen, que siempre estilizada no nos deja olvidar nunca que estamos frente a una re imaginación con discurso..
  3. La rotura de la cuarta pared me parece un tanto fortuita, pero no por eso fuera de lugar. Puede ser que yo estuviera demasiado involucrado como para que eso destruyera mi suspensión de la realidad.

Un poco aparte de estos puntos, mis elementos favoritos de la película fueron (obviamente con spoilers):

  1. La primera corretiza al salir del departamento, al que nunca volverán. Entendí perfectamente la sensación de claustrofobia que puede provocar el departamento a la vez que el exterior genera un pánico mucho peor.
  2. Ilse Salas como Ana. Ella es simplemente hermosa.
  3. Ana. He conocido Anas. El desdoblamiento de la personalidad de las muchachas para adaptarse a distintas realidades.
  4. Santos. He conocido Santos, su pronta violencia y sincera amistad.
  5. La cámara en el auto. La cámara. La fotografía. Era evidente la fuerte editorialización de la experiencia a través de lo que no se ve.
  6. Que nunca se evite mostrar a la ciudad de México tal como es.
  7. El discurso de Tenoch en la pulquería.
  8. Ana en la fiesta fresa, así como los fresas a la entrada del super-K.
  9. Los discursos interrumpidos: el doctor y Tenoch. Ana y Tenoch. El discurso que deja espacio a la interpretación.

Lo que menos me gustó de la película fue, creo Tenoch. Me identifiqué demasiado con ese muchacho como para no sentir un retortijón en el estómago. Maldita Ana, siempre presente. Malditos complejos. Maldita realidad, intransigente a nuestros deseos. Maldito Tenoch, malditos ataques de pánico, malditas enfermedades mentales. Maldito ‘relájate, lo que necesitas son unas vacaciones’. Maldita tesis. Maldita escuela, maldita existencia. Bendita Universidad, te extraño tanto, y más cada día.

El siempre loable trabajo de arreglar la realidad a través del trabajo de ficción. En blanco y negro hay un Ana y Tenoch.

Publicado en Cine | Etiquetado , , | Deja un comentario

Media hora

La media hora más entretenida de cine que he visto en mucho tiempo es el comienzo de Las brujas de Zugarramundi(DVD), de Álex de la Iglesia. La película trata de unos ladrones un tanto inexpertos que roban un local que vende oro en el centro de Madrid y deciden escapar hacia Francia, pero en el camino se encuentran un pueblo de brujas y otros entes sobre naturales.

Me gustan dos cosas en particular acerca de este primer segmento de la película, desde el robo hasta antes de llegar a Zugarramundi, y son el ritmo y los diálogos. El ritmo es muy rapidito, no hay escena que sobre. El planteamiento se hace de manera efectiva y concisa. Los diálogos son muy divertidos porque son muy reales, aunque la situación no lo sea. Los personajes se detallan muy bien a través de sus palabras, sin caer nunca en sobre explicaciones. Especialmente divertidas son las conversaciones adentro del coche de huída del atraco.

Como bonus, el discursito pseudo misógino de toda la película, en tono de broma, con el que no podría estar más de acuerdo.

Publicado en Cine | Etiquetado , , | Deja un comentario