Güeros

Ayer fui a ver Güeros, la ópera prima del director mexicano Alonso Ruiz Palacios, en el marco de la semana del audiovisual contemporáneo de Oviedo, SACO, organizado por el ayuntamiento. Fue muy hermoso. Me pareció muy hermosa la película. Vi todos los errores de los que había leído. Entendí las quejas de algunas personas. Comprendo las razones para tales quejas. La película tiene fallos, tanto argumentales como estilísticos, eso es innegable. Sin embargo, las emociones que despertó en mí la película   fueron mucho más, y por ende mi impresión respecto a la cinta no podría ser más parcial. Vamos, que salí de la sala casi bailando.

Güeros saco

Cartel de la semana del Audiovisual Contemporáneo en la calle Calvo Sotelo.

Güeros

La película “Güeros”, entre las que se proyectaron.

 

 

A continuación algunos apuntes varios, más para verbalizar mis emociones que otra cosa.

Los lugares por los que transita la película los conozco, los he vivido. Es muy fuerte ver una realidad con la que te identificas en la pantalla grande. Eso ya la hacía dos mil veces más interesante desde mi perspectiva.

  1. La descripción de los personajes a través de su manera de hablar me recordó en demasía a Salinger, de buena manera. Es refrescante ver algo que no está sobre explicado.
  2. La construcción del sonido me pareció la parte más fuerte de la película. La elección de la música es perfecta. El sonido, o la ausencia de este, construye la atmósfera, en contraposición con la imagen, que siempre estilizada no nos deja olvidar nunca que estamos frente a una re imaginación con discurso..
  3. La rotura de la cuarta pared me parece un tanto fortuita, pero no por eso fuera de lugar. Puede ser que yo estuviera demasiado involucrado como para que eso destruyera mi suspensión de la realidad.

Un poco aparte de estos puntos, mis elementos favoritos de la película fueron (obviamente con spoilers):

  1. La primera corretiza al salir del departamento, al que nunca volverán. Entendí perfectamente la sensación de claustrofobia que puede provocar el departamento a la vez que el exterior genera un pánico mucho peor.
  2. Ilse Salas como Ana. Ella es simplemente hermosa.
  3. Ana. He conocido Anas. El desdoblamiento de la personalidad de las muchachas para adaptarse a distintas realidades.
  4. Santos. He conocido Santos, su pronta violencia y sincera amistad.
  5. La cámara en el auto. La cámara. La fotografía. Era evidente la fuerte editorialización de la experiencia a través de lo que no se ve.
  6. Que nunca se evite mostrar a la ciudad de México tal como es.
  7. El discurso de Tenoch en la pulquería.
  8. Ana en la fiesta fresa, así como los fresas a la entrada del super-K.
  9. Los discursos interrumpidos: el doctor y Tenoch. Ana y Tenoch. El discurso que deja espacio a la interpretación.

Lo que menos me gustó de la película fue, creo Tenoch. Me identifiqué demasiado con ese muchacho como para no sentir un retortijón en el estómago. Maldita Ana, siempre presente. Malditos complejos. Maldita realidad, intransigente a nuestros deseos. Maldito Tenoch, malditos ataques de pánico, malditas enfermedades mentales. Maldito ‘relájate, lo que necesitas son unas vacaciones’. Maldita tesis. Maldita escuela, maldita existencia. Bendita Universidad, te extraño tanto, y más cada día.

El siempre loable trabajo de arreglar la realidad a través del trabajo de ficción. En blanco y negro hay un Ana y Tenoch.

Anuncios

Acerca de José Manuel

I'm from Mexico and currently in a PhD program in the University of Oviedo, in Spain.
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s