No title

Hoy, al levantarme de mi siesta de la tarde, leí un correo de mí mamá que me desconcertó. Me decía, en su parco estilo de narrar el mundo, que un amigo mío de la infancia había asesinado a su madre. Matado, fue la palabra que usó ella.

Inmediatamente después de contestarle el correo con generalidades varias de mí existencia, si había comido bien y que no había bebido demasiado, busqué el hecho. No fue hasta que lo vi en los sitios dedicados a la nota roja, tan de moda ahora en Veracruz, que lo creí. Lo creí porque había una foto de mí amigo de la infancia, ahora adulto, esposado, con chaleco reflejante, y junto a dos policías con armas largas. Lo creí al leer en 20 lugares distintos la misma escueta descripción de los hechos, tan poco elaborada como extraña para mí.

Es una sensación muy rara. Él, mi amigo, el niño con el que platicaba en el primer año de la primaria, mató a su madre. No simplemente eso, sino más. La asesinó en un acto premeditado, en venganza, declaraba. ‘La odiaba y por eso la mató’ señalaba uno de los títulos de noticia. En una (una entre veinte) de las noticias que leí dedicaban medio párrafo a informar que el homicida padecía problemas mentales, tal vez a modo de disculpa. No entiendo. No me es posible entenderlo, ni el odio ni el asesinato, y eso me reconforta en cierta medida.

Llamé a mí mamá, un poco como acto reflejo, un mucho porque de golpe entendí la suerte que es tenerla conmigo. Me saludo muy efusiva, y me sentí culpable por no ser más constante en mis llamadas. Me contó un poco de ella, sus dolencias físicas y sus amigas, me preguntó por mí salud y por mí trabajo.  Luego me dijo: ‘yo lo recuerdo como un niño, tomado de la mano de su abuelita’. ‘Yo también’, le respondí. ‘Como eso y también lo recuerdo un día de otoño de nuestro segundo año en la primaria, llorando porque no iríamos más en el mismo grupo’ añadí.

Es raro pensar en él ahora, desde esta distancia y esta posición. ¿Qué tanto se puede conocer a una persona con la que no has hablado en 16 años?

Anuncios

Acerca de José Manuel

I'm from Mexico and currently in a PhD program in the University of Oviedo, in Spain.
Esta entrada fue publicada en Anecdotas, Prensa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s