Idiosincracia

Tres ideas. Uno, los mexicanos son gordos. Dos, en la UNAM nadie quiere pagar un peso por nada. Tres, en México el automóvil es considerado parte del estatus social. Las tres son ciertas pero, ¿a qué vienen?

Hoy platicaba en las largas horas de oficina con mi supervisor bajo la siguiente línea de pensamiento: hay demasiados autos en CU; la gente tiene auto porque eso significa estatus; cobrar caro el estacionamiento podría desincentivar el uso del auto; en la huelga aprendimos que pagar por algo en la UNAM es sacrilegio; está muy arraigada la idea de que todo debe ser tan gratuito como sea posible; usar la bicicleta es visto con extrañeza, no hay cultura física en México, en México es, comparativamente, caro hacer ejercicio, por lo que es visto como un lujo.

Ese wey, con cierta razón, achacaba nuestros problemas como sociedad a una idiosincrasia muy estúpida, materialista y con doble moral. ¿Y luego? Decir que somos estúpidos no es razón suficiente para no intentar, por algún lado debemos comenzar esto y dejar de lado el “es que así somos los mexicanos”.

Un buen punto de partida, desde mí punto de vista, es hacer en la ciudad de México tan oneroso el uso de automóvil particular como sea posible. Es un cacharro ineficiente, mover dos toneladas para transportar una persona es casi irracional, y que genera costes externos excesivos para la sociedad, como la contaminación. Si, a través de impuestos draconianos, la aplicación correcta de la ley ya existente, o lo que sea logramos reducir el número de vehículos en un 10% la vida de todos los habitantes mejorará, y mucho.

Anuncios

Acerca de José Manuel

I'm from Mexico and currently in a PhD program in the University of Oviedo, in Spain.
Esta entrada fue publicada en Sueño. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Idiosincracia

  1. Janus dijo:

    Olvidaste algo que es el “verbo mata carita” para esta solución que propones: el populismo. No se a quién carajos se le ocurrió que una democracia era el mejor sistema para una sociedad como esta pero mientras una medida como aumentar los impuestos a los vehículos particulares sea vista como una patada en los huevos por todos, incluso hasta por los que no tienen auto, no habrá político que se atreva a proponer y mucho menos a avalar una medida tan progresista (ja) como la que mencionas. Viva México y su idiosincracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s