Lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo: SSD

Los discos de estado sólido o SSD (acrónimo en inglés de Solid-State Drive) son la última tecnología en dispositivos de almacenamiento. Su principal ventaja es que reducen de manera brutal el tiempo de escritura y lectura. Su principal desventaja es que el número de ciclos de escritura es limitado, y no hay nada que hacer al respecto; un día nos podemos despertar y encontrar que todos los datos se han perdido sin más.

La aplicación perfecta para un SSD es servir como espacio de SCRATCH para correr cálculos que requieran un montón de escritura en disco, ya porque el programa sea viejo como un cálculo MP2 en gaussian09, ya porque no se haya pensado para sistemas grandes como PROMOLDEN (el programa de IQA de la Universidad de Oviedo).

Hace un año compramos la primera computadora con un SSD pequeñito, 120 GB, que ahora son unos 43 euros en Amazon. La cosa volaba, así que compramos un disco de 750 GB para otra computadora con un costo total de 175 euros. El costo de mejorar el rendimiento de una máquina en 40% (para ciertas aplicaciones) fue menos del 2% del coste inicial. Creo que en cuanto haya algo de  dinero (el Ministerio mediante) continuaremos con la compra de SSD’s hasta que todas las máquinas tengan uno o dos de ellos. Seguro en 6 meses serán aún más baratos.

SSD crucial

Disco de estado sólido

Por cierto, también me compré un SSD para mi Laptop personal. Le dio nueva vida a la cosa. De verdad se siente como nueva. Creo que a mi me costó 60 euros este modelo.

 

 

Publicado en Escuela | Etiquetado , , | Deja un comentario

Fui al norte

Fui al norte.

Cuando conoces poco a alguien y quieres quererlo lo que haces es llenar los huecos de información con las cosas que estás acostumbrado. Quiero decir, completamos ese vacío con nuestras preferencias, y eso está muy pendejo.

Debo dejar de idealizar el mundo y aprender a escuchar y observar mejor.

tunel

Publicado en Anecdotas | Etiquetado , , | Deja un comentario

Clathrate xyz file

In the supporting information of this paper by Janda they present the structure of the clathrate cage 5¹²6². However, they do it in an awful pdf and when you try to copy it the format becomes an unintelligible mess. So, here is the xyz file:

Clathrate  5¹²6²

Clathrate cage 51262

Clathrate cage 51262

Publicado en Escuela | Etiquetado , , | Deja un comentario

Fui de congreso

Esta semana fui de congreso al ESPA2016 (Electronic structure principles and applications) en Castellón, Valencia. La reunión bianual es como la cena de navidad de la comunidad de química teórica española; dado que siempre van las mismas personas lo más interesante es apreciar los cambios en el prójimo y enterarse de lo que ha sucedido en el mundillo.

A continuación algunos pensamientos varios:

  1. Lo que más vende es la colaboración de teoría y experimento, como se refleja en las publicaciones más relevantes.
  2. Un tipo en el congreso tenía más de 150 publicaciones y menos de treinta años. No entiendo cómo.
  3. El tiempo es inexorable, pero a algunos los trata peor que a otros. La imagen nueva suplanta al recuerdo.
  4. Es vital que la investigación cree una historia coherente y se relacione entre sí, de otro modo es muy difícil conseguir dinero. No se puede andar haciendo de todo un poco.
  5. Los que quedan al final son normalmente lo más necios, no los mejores.
  6. La competencia en España se vuelve más dura año con año. Cada vez hay menos plazas y mejores candidatos.
  7. No beber ni desvelarse no ayuda a hacer amigos. No.
Publicado en Escuela | Etiquetado , , | Deja un comentario

Presente

El pasado no se puede cambiar. El futuro es incierto. Lo único que realmente existe es el presente. El tiempo es inexorable.

No sé lo que estoy haciendo. Realmente  no lo sé. Es muy raro acercarse cada día más a los treinta años y saberme adolescente. Me siento frustrado, dependiente, cobarde,  emasculado.

Hay veces que me digo que debo cambiar mi rutina, hacer lo que tengo que hacer, y no pensar. Por un tiempo todo está bien, agacho la cabeza, trabajo mucho, como bien, voy al gimnasio, y me olvido. Me siento bien. Hasta que un día ya no. Vuelvo a sentir un vacío en la boca del estómago. Me siento débil, sin rumbo ni propósito. Me siento estúpido. Temo haber tomado decisiones idiotas. Temo estar equivocándome.

Cuando era niño pensaba que ser adulto significaba no tener dudas. Cuando eres niño no te preguntas qué es lo que mueve a las personas día con día. Ahora me lo pregunto, pero no lo entiendo. No tengo ambición. Me siento cansado. Me siento aburrido. Me siento tonto.

Quisiera no tener estas dudas. Quisiera no sentirme así. Y dormir.

Publicado en Ego, Música | Etiquetado , , | Deja un comentario

Tres sueños rápidos

En estos últimos días he tenido tres sueños muy vívidos. A continuación un brevísimo resumen de cada uno:

  1. Paseabamos por el centro de la ciudad de México con una señorita muy hermosa. Ella cargaba un ramo de flores blancas. Había puestos ambulantes cerrados que daban a todo un tono naranja super saturado. Todo era muy bonito.
  2. Visitaba la casa de mi madre en el pueblo. La casa era la misma pero estaba decorada de verde. Yo hacía berrinche porque había visitas y me sentía desplazado.
  3. Asistía a la boda de una amiga. Me tomaba una pastilla que me hacía perder la noción del tiempo. En orden presenciaba: una sesión de spinning, una clase de inglés, una barbacoa con japoneses, el baile de la boda. Al final, cinco días después, al bajar de la nube, le decía a mi amiga que me oponía a su matrimonio.
Publicado en Sueño | Etiquetado , , | Deja un comentario

El socialismo

Me dio gripe y he pasado una muy mala semana, con fiebre por las noches y sin apetito. El clima de Asturias me está matando, física y emocionalmente. Quiero un poco de solecito, al menos un poco, caray.

Lo bueno de estar enfermo es que da tiempo de descansar y leer un poco. Esta semana leí El campesino en la Historia Rusa y Soviética de Jean Meyer:

El libro, de apenas 120 páginas preciosas en su simplicidad expositiva, es una suscinta exposición de la vida del campesinado ruso a lo largo de los últimos siglos del milenio pasado. Su importancia reside, creo, en que se enfoca en la parte mundana de la existencia que la historia, al menos la de la escuela, habla poco o directamente obvia.

El mensaje del texto es muy claro siempre: “Para el campesino ruso las cosas estaban mal … y entonces las cosas fueron a peor.” Las cosas para los campesinos en la Rusia zarista estaban jodidas. Sin embargo, con los Soviéticos millones de personas murieron de hambre. Porque, aunque los pequeñoburgueses con camisas del Ché Guevara griten lo contrario por ahí de vez en cuando, el socialismo es una idea pésima en general, pero su entendimiento de la condición humana es particularmente dañino.

La explicación de Marx de la realidad como una dicotomía entre opresores y oprimidos, que la teoría obvie los incentivos individuales, o la idea que un gobierno central puede coordinar eficientemente los deseos de millones de personas son cosas malas, pero lo peor es que la retórica de idealismo en la que va envuelto todo. Durante el siglo XX vimos claramente que la mayor fuente de miseria humana fueron las ideas, esa convicción irrefrenable de que se posee LA VERDAD, así con mayúsculas, que justifica cualquier atrocidad. Como diría Fidel Castro: “dentro de la Revolución todo; contra la Revolución, nada.” Así, sin tapujos, contra el pensamiento disidente y con nula autocrítica.

En el libro está muy claro que la peor catástrofe que ha enfrentado el campesino ruso, que ya es decir, ha sido el socialismo.

P.D.  Aparte, siempre que leo a Marx me sorprende lo feo que escribe. Feo, feo. Y no, tratar cosas serias no necesariamente implica matar al lector de aburrimiento. Simplemente Marx era un pobre escritor.

Publicado en Libros, Política | Etiquetado , , | Deja un comentario

Mercadona abierto en domingo

Lo primero que hizo Marcelo Ebrard cuando se convirtió en jefe de la policía en Ciudad de México fue eliminar las vueltas a la izquierda en la avenida de los Insurgentes, posiblemente el eje vial mas importante del país. Creo que esto ejemplifica mi idea de lo que significa buen gobierno; un servidor público preocupado por mejorar el funcionamiento de la ciudad a través de cambios técnicos, la antítesis del populismo. Esto me inspiró para pensar que, si me quedase a vivir en Oviedo mi propósito en la vida sería lograr que el Mercadona abra en domingo, es decir, liberar los horarios comerciales.

La ciudad de Oviedo tiene muchos problemas, solo que aún no se ha dado cuenta. Esto es un fenómeno común; para darse cuenta que hay un problema eso   necesario tener cierta distancia respecto al mismo. Seguro los muchachos a cargo de BlackBerry en marzo de 2010 creían que todo iba de puta madre, número 1 en el mercado de móviles y shalala. En marzo de 2011 igual se mostraban preocupados por haber perdido el liderato, pero no sospechaban el abismo hacia el que caminaban. Bueno, a Oviedo le pasa algo similar: la demografía es una bomba de tiempo.

Pirámide de población de Oviedo

Figura 1. Pirámide de población de Oviedo

Lo que se ve en la Figura 1 debería provocar un ictus en el equipo de gobierno del Ayuntamiento. Es un desastre, una calamidad, una condena de muerte para la ciudad. Oviedo está perdiendo población, la edad promedio no para de aumentar, el flujo de inmigrantes se ha detenido (de 17 000 en  2011 a 12700 en 2016), y la gente joven se va a trabajar a Madrid. Todo esto es peor porque son fenómenos que se retroalimentan: como hay menos gente hay menos nacimientos, mayor edad promedio menos mujeres en edad reproductiva, los inmigrantes prefieren lugares con comunidades de inmigrantes establecidas, y las empresas prefieren estar donde está la mano de obra.

¿Por qué está sucediendo esto? Porque no hay trabajo. ¿Por qué no hay trabajo? La verdad no lo sé, pero sospecho que tiene que ver con la manera en que el principado gastó los fondos de la Unión Europea, subvencionando pequeñas empresas (mala idea), con el mal uso de los fondos mineros,  y con el horrible clima. Con todo lo anterior, y con la crisis y la legislación española.

Sin embargo, lo importante desde el punto de vista de la ciudad de Oviedo es que no hay forma alguna de mantener los servicios a los niveles actuales con estas perspectivas demográficas. Simplemente no existe. Nil. Cero. Lo que sigue es ya conocido: para mantener los ingresos el gobierno aumentará, aún más, los impuestos, lo que hará menos atractiva la zona. El valor de la vivienda bajará porque no habrá demanda, lo que pondrá más presión sobre el presupuesto. Eventualmente los servicios se resentirán, lo que empeorará la calidad de vida, lo que a su vez provocará que más gente decida irse. Al final, al igual que las ciudades del Rust Belt americano, esto será un pueblo lleno de casas derruidas, ancianos, y gente pobre, porque los que tenían alguna oportunidad han marchado ya.

Ahora bien, ¿qué pinta el Mercadona abierto en domingo aquí? Pues tres cosas: uno, lo de suprimir empleo por ley es un sinsentido, dos, un horario comercial libre favorece la competencia lo que aumenta la actividad económica, los comercios abiertos en domingo son un servicio importante para los turistas, y eso ayudaría a atraerlos; nadie quiere ir a pasear por la ciudad para ver locales cerrados.

Publicado en Política | Etiquetado , , | Deja un comentario

Escuchar archivos m4b en Android

Hoy aprendí que para escuchar archivos m4b, los de los audiolibros, en Android basta con cambiarle la extensión de m4b a m4a. Ahora pienso en todo el tiempo que perdí en cambiarlos a mp4, mp3, y demás y me da como penita. Seguro esto me pasa con mil cosas más, pero prefiero no saber ni pensar en ello. A veces la ignorancia es reconfortante.

Iré a mirar al horizonte mientras escucho mi libro.

Publicado en Libros | Etiquetado , , | Deja un comentario

Autoayuda II

Lo siguiente está inspirado por este hermoso artículo de Cracked.com sobre cómo ser mejor persona. 

Las cosas van mejorando, creo. Poco a  poco, un día a la vez, voy saliendo del hoyo. Sí, a veces vuelvo a caer, me siento como la mierda y ya no quiero nada pero cada vez me pasa menos. “Un día a la vez”, como dicen en Alcohólicos Anónimos, tiene todo el sentido del mundo.

Ahora bien, eso basta para no caer pero, ¿cuál es el siguiente paso? “Se mejor” es lo que dice el doctor. Lo anterior podría sonar a aquel sketch de SNL sobre como ligar (“be handsome; don’t be unattractive”) pero no lo es, porque ser mejor es una decisión activa y pasa por hacer cosas. ¿Qué cosas? No lo sé, pero cosas.

Ahora, ¿no Disney me dijo que las personas debían amarme por quien era y nada más? Sí, Disney dijo eso, y es mentira. Lo que le interesa al mundo es lo que tu puedes darle a él, y eso está bien. Así se construye nuestra autoestima, participando de la construcción de la realidad. Entender esto es difícil, a mí me ha costado ya varios años, pero crucial: Lo que tienes dentro solo importa porque determina lo que haces en beneficio de los demás. Punto.

Una forma de entender cosas complicadas es mediante historias; las historias transmiten información de manera amigable, porque el método está enraizado en milenios de tración oral, y acceden a nuestra psique cuando otros medios no lo consiguen. Las historias, las buenas historias, las importantes, cuentan cosas que nos ayudan a entender el mundo de mejor manera, otras son meros ejercicios masturbatorios grupales, como la película de Transformers, mientras que las malas transmiten valores y visiones del mundo que no solo no nos ayudan sino que nos empobrecen mentalmente. Lo siguiente son ejemplos del historias en el cine respecto a vivir mejor, dos buenas y una muy mala:

  1. En Groundhog Day un egocéntrico Bill Murray es obligado a vivir una y otra vez un día en un pequeño pueblo de Pennsylvania.  En ella podemos observar la evolución de Murray de un cabrón culero en una persona de bien. Su aprendizaje se da a través de la experiencia; se equivoca repetidamente hasta encontrar satisfacción con la vida. Murray busca la felicidad de múltiples maneras: dinero, excesos, relaciones pasajeras, haciéndose amar por una mujer, y falla. Es hasta que entiende que es la mejora personal (aprende a tocar el piano, esculpir en hielo, medicina) y el ayudar a los demás que encuentra su camino. Es una fábula muy hermosa, y la historia moderna favorita de Charles Murray.
  2. En Yes Man Jim Carrey se propone decir “sí” a todo por un año. Carrey es un apático oficinista en un banco regional que es profundamente infeliz. Un día decide cambiar su vida abriendose a nuevas experiencias de diversa índole: aprende coreano, a tocar la guitarra, sale, es más espontáneo, y el destino le sonríe. Cuando la vi por primera vez me pareció un tanto sosa además de frustrantemente optimista, pero el mensaje es claro: intentar algo siempre es mejor que nada, y tenemos que aceptar agencia en nuestra existencia.
  3. El diario de Bridget Jones es acerca de una mujer que desea mejorarse a si misma mientras busca el amor. Este es el mal ejemplo que mencionaba; Bridget no cambia nada y obtiene los resultados que desea, que es sí mismos son erróneos. Es frustrante entender que durante toda la película ella nunca decide realmente la forma en la que quiere vivir su vida, no hace nada por mejorar, y simplemente tiene suerte. Esto puede ser hasta filosóficamente molesto, como los padres de Flanders (“we have tried nothing and we’re all out of ideas“). Con el tiempo he llegado hasta a detestar a Bridget y al tramposo mensaje que transmite. Es la misma persona, insegura, débil, e incapaz, al principio y al final de la película, solo que al final tiene a Mr. Darcy.

Y bueno, eso es lo que tengo que decir acerca de esto.

Publicado en Ego | Etiquetado , , | Deja un comentario

Sórdida historia de amor

Hoy vi “It happened one night“, una película de Frank Capra de 1934 para Columbia Pictures. Me pareció divertida, además no se siente anticuada. Cumple ya con todas las premisas de la comedia romántica contemporanea, el ritmo es bueno, y los personajes se sienten vivos.

Dado el imparable deseo de Hollywood de hacer refritos, creo que esta película sería una candidata idonea. A continuación la lista de cosas que yo propondría si fuera el productor a cargo (obviamente con spoilers, duh):

  1. David Fincher como director.
  2. Que se haga más explícito el grave problema de alcoholismo del protagonista, Peter.
  3. Que se haga explícita la adicción a la heroína de la protagonista, Ellie. Uno no se avienta de un barco así por sus tenates. La muchacha estaba claramente enganchada al caballo.
  4. Que se insinue más claramente una relación incestuosa entre Ellie y su padre.
  5. Cuando Peter rescata a Ellie del hombre en el autobús, que éste no sea simplemente un acosador, si no que directamente la confunda con una prostituta.
  6. Sexo explícito pero insatisfactorio. Eso de ser un adicto hace difícil disfrutar lo demás de la vida.
  7. Que el hombre del auto y Peter discutan porque el primero ofreció hacerle una mamada al segundo. Así como está no se entiende porque discuten. Creo que se explicaría mejor.

Supongo que terminaríamos con una película de clasificación R, pero valdría la pena. Por cierto, si Fincher no acepta, seguro Lars von Trier sí. Además, seguro este último aportaría más ideas para hacer más interesante la trama.

Publicado en Cine | Etiquetado , , | Deja un comentario

Pero no se preocupe, porque los grabé

Había un conserje, Juan, en mi preparatoria que. por decirlo de manera amable, no tenía todos los caramelos en el frasco. Algo le había pasado, se decía que un accidente, que lo había dejado un poco tocado. El tipo no era, ni de lejos, la farola más brillante de la cuadra, pero era diligente con el trabajo, así que lo mantenían en la plantilla. Hasta que un día ya no. Esta es la historia, obviamente apócrifa, de ese día.

Un sábado se organizó un concurso de gente ñoña en la preparatoria. Como había mucho que hacer la organización pidió apoyo a la escuela pero ésta únicamente mandó dos personas, la doctora de la escuela, Elenita, una dulce viejecita como de ocho mil años, y a Juan.

A algún listillo se le ocurrió decirle a Juan que haría de guardia de seguridad, por lo que el tipo apareció por la mañana vestido de azul, una gorra de policía, y un silbato. Desde que comenzó a llegar la gente Juan empezó a “agilizar” el tráfico peatonal cual agente de tránsito, gritando y haciendo sonar el bendito silbato cada dos por tres. Lo que hacía, más bien era joderle la vida a todo dios. Después de un rato Elenita tuvo que pedirle que se callara:

-Calla, hombre, no ves que están estudiando- dijo Elenita.
-Pero a mi me dijo la directora que era el encargado de la seguridad.-respondió Juan.
-Sí, Juanito, sí. La cosa es, verás, que dentro de los salones los muchachos están muy nerviosos, por el concurso y eso, así que necesitamos ser más discretos. No hay que gritar.
-Pero, Elenita- se quejó Juan.
-Pero nada, Juanito. No son tantos muchachos, pueden caminar solos. Aparte, están las señoritas edecanes para llevarlos a su salón. Lo que tu tienes que hacer es ir a vigilar los patios allá atrás, no vaya a haber algún despistado por ahí. Esa es tu responsabilidad- soltó Elenita. ‘Mucho ayuda el que no estorba’- pensó la doctora.
-Está bien, doctora.- dijo Juan muy serio.
-Y recuerda, discreción.- dijo la doctora Elenita, conteniendo la risa.

Así Juan comenzó a deambular por los patios y jardines de la escuela, ya sin molestar a nadie, aparentemente.

La cosa es que los adolescentes solo tienen algo en la cabeza, y es sexo. Aún con concurso, presión, novedad, visita a la capital, y demás, el pensamiento primordial es en sexo: dónde, cómo, cuándo, con quién. Varias de esas preguntas tenían respuesta en el concurso: un lugar grande, con muy poca vigilancia, y en el que tenían que estar por muchas horas sin que nadie los echara en falta. Si, además, tenían a la noviecita en el mismo lugar, lo obvio era que al menos se plantearan la posibilidad. Y vaya que se la plantearon.

-o-o-

-Doctora, doctora- dijo Juan casi sin aliento.
-¿Qué pasó, Juanito?- respondió la doctora, sorprendida.
-Doctora, encontré a unos muchachos teniendo relaciones dentrás de los laboratorios de Biología.- contestó Juan, triunfante, como si hubiera encontrado un objeto largamente buscado.
-¡¿Qué?!- exclamó la doctora, que hizo el ademán de levantarse pero no lo consiguió.
-Sí, sí, estaban en el patio cinco, junto a la Jacaranda. Recordé lo que me dijo, doctora, discreción.- continuó Juan, y miró a la doctora como esperando una felicitación.
-¿Cómo? ¿Hace cuanto tiempo de eso?- balbuceó la doctora visiblemente sonrojada.
-Hace unos minutos, doctora. Creo que me vieron y se fueron. Pero no se preocupe, porque los grabé.

Publicado en Escuela | Etiquetado , , | Deja un comentario